Vacaciones de aventura con Laura y Héctor

Estas vacaciones de Semana Santa Laura y Héctor decidieron dejar el centro de la ciudad de Valencia y venirse a disfrutar de la naturaleza del interior de Alicante con nosotros.

El viernes nos desplazamos hasta la pequeña localidad de El Abdet para realizar una refrescante actividad de aventura, barranquismo acuático. La actividad la realizamos en el Barranco de Mela, también conocido como “Barranc de l’Abdet“, y uno de los más famosos de Alicante. El cerrado cañón de roca con emocionantes saltos y toboganes de agua formaban un escenario natural emocionante, y la fría temperatura del agua nos permitió hacer más llevadero el calor más propio de un día de Junio; estas condiciones dieron como resultado un agradable y divertido primer día de vacaciones. Después, de camino a Biar, donde se alojaban en el Hotel Rural Castillo de Biar en Finca Fanecaes, parada a comer en la típica Venta Nadal, parada obligatoria en esa carretera.

L i H barranquismo

Al día siguiente no había agua para refrescarse, por suerte, unos intervalos de nubes aparecieron en el cielo para protegernos del sol considerablemente; y menos mal, porque la ruta se las traía… Nos desplazamos hasta las antenas del Maigmó, entre las localidades de Tibi y Castalla, desde donde iniciamos nuestro particular “senderismo extremo“. Objetivo, subir a la cima del Maigmó por su cara norte, un sendero que llega a ser vertical en alguno de sus tramos. Héctor y Laura no parecían tener problemas con el fuerte desnivel y llegaron a la cima sin problemas, donde habían unas vistas inmejorables de la costa alicantina; pero al bajar por su otra cara descubrieron que esta, aunque no tan pronunciada, no tenía mucho que envidiar a la que acababan de subir, pero esta era cuesta bajo. Por último, después de la complicada bajada, pudimos relajarnos caminando por el Camino de la Menta, que nos llevó directos al coche. ¡Un día de “senderismo extremo” inmejorable!

H i L Maigmó

El domingo si que no nos salvamos de una buena sudada, el sol pegaba fuerte en el Xorret de Catí, en la localidad de Castalla, y la pared de la vía ferrata que nos disponíamos a realizar no iba a ayudar. Salimos del aparcamiento del Hotel Xorret de Catí (actualmente cerrado), y después de un tramo de camino de calentamiento llegamos al pie de la vía ferrata. La salida, ligeramente desplomada, imponía, y tras unos minutos de tensión logramos salir de la zona y continuar nuestro ascenso. Pero la vía ferrata no daba tregua, Laura y Héctor la definieron igual que muchos otros: “corta pero intensa”, eso si, no se rindieron y lograron subir hasta arriba. Y como todo lo que sube baja, después de un merecido descanso, decidimos rapelar la misma vía ferrata, dos vertiginosos rápeles de 25m cada uno. Y para poner la guinda al pastel de un día por las alturas nos fuimos a comer al famoso Mesón el Viscayo, en Castalla, donde probaron sus famosos gazpachos, el abundante embutido y su “afrodisiaco” txitxiriuiqui. Como decía Héctor: !nos pusimos hasta la bandera!

H y L ferrata Catí

Llegó el lunes, el último día, no sin antes coronar estas fantásticas vacaciones con una actividad digna de las mismas. Esta vez tocó la vía ferrata del Cid, un sendero vertical que ascendía por la cara norte de la Silla del Cid, la emblemática montaña de la localidad de Petrer. Si bien los días anteriores había hecho demasiado calor, esta vez nos salio el cielo encapotado, aunque la lluvia, a pesar de alguna amenazante gota, finalmente nos respetó. Fueron varias hora en la pared llenas de adrenalina, en las que Héctor y Laura disfrutaron y no parecía importarles demasiado la imponente altura a la que se encontraban; aunque al final ya habían ganas de pisar tierra firme. Tras la vertiginosa subida coronamos la cima de la Silla del Cid, foto, y vuelta al coche por el sendero que baja por la izquierda de la vía ferrata.

H y L ferrata Cid

Y hasta aquí las vacaciones de estos dos aventureros que lo han dado todo en estos cuatro intensos días. Esperamos que la experiencia os haya resultado inolvidable. ¡Hasta la próxima!